¿Qué es el aquaplaning y cómo se puede evitar?

Seguramente hayas escuchado hablar del aquaplaning en más de una ocasión pero, probablemente, no sepas bien qué es o en qué consiste. A continuación, te damos las claves sobre qué es el aquaplaning así como los tips para evitarlo.

Loading...
Has sido suscrito correctamente a nuestra newsletter
Ha ocurrido un problema suscribiéndote a nuestra newsletter

Quiero suscribirme a okmobility MAG

Seguramente hayas escuchado hablar del aquaplaning en más de una ocasión pero, probablemente, no sepas bien qué es o en qué consiste. A continuación, te damos las claves sobre qué es el aquaplaning así como los tips para evitarlo.


Qué es el aquaplaning

Se conoce como aquaplaning al fenómeno que se produce cuando las ruedas del coche no se adhieren a la carretera de manera correcta por la lluvia. Estos episodios pueden aparecer, especialmente, en los días en los que hay una intensa lluvia y puede derivar en una pérdida del control del coche.

En definitiva, se trata de un peligroso fenómeno que es importante conocer para poder evitar.

El aquaplaning se da, por un lado, en función de la cantidad de agua que se encuentra en la zona en la que circulamos. Como es lógico, cuando mayor sea, más posibilidades habrá de que se produzca un efecto de estas características. Por otro lado, el segundo factor que entraría en juego es la velocidad a la que se esté conduciendo.

A mayor velocidad, más probabilidades de experimentar los efectos del aquaplaning. Cuando ocurre esto se genera una sensación de flotabilidad en la zona de delante, algo parecido a la sensación que se da si se conduce sobre placas de hielo. Se puede observar que girar el volante cuesta menos de lo habitual y se puede acabar generando una pérdida de la dirección.


Cómo evitar el aquaplaning

Ahora que ya sabes qué es el aquaplaning quizá te preguntes cómo puedes evitarlo. Siguiendo estos sencillos consejos podrás hacerlo.


Circula a una velocidad moderada

Aunque siempre es importante respetar los límites de velocidad y conducir de manera prudente, lo cierto es que los días de lluvia la velocidad ha de moderarse todavía más.


Conduce sin movimientos bruscos

Conducir de manera suave es clave también para evitar una situación de aquaplaning. En este sentido tendrás que evitar dar frenazos, realizar cambios de dirección bruscos, etc. En el caso de que veas que te diriges hacia un momento en el que se va a dar el aquaplaning y estás en una recta, tendrás que mantener el volante quieto y soltar de manera suave el acelerador.

Al disminuir la velocidad del coche observarás que puedes recuperar el control del mismo. En el caso de que esto ocurra en una curva tendrás que hacer lo mismo, pero en lugar de dejar quieto el volante tendrás que trazar la curva en cuestión. Pero todo de manera suave y sin movimientos bruscos para lograr que el vehículo recupere de nuevo la sujeción.

En cualquier caso, si hay algo que nunca se debe hacer en una situación así es frenar. Si lo haces lo único que conseguirás es que las ruedas al entrar en contacto con el asfalto se bloqueen y esto hará que puedas perder el control del coche más fácilmente.


Vigila la presión de los neumáticos

Otra de las claves a la hora de evitar el aquaplaning es vigilar la presión de los neumáticos. Lo recomendable es que cuenten con la presión y la profundidad del dibujo adecuada. En cualquier caso también es recomendable recordar que para que un coche entre en el modo aquaplaning debe circular a velocidades que van desde los 75 a los 80 km/h. Si se vigila la presión de los neumáticos así como la profundidad de los mismos y se circula de manera moderada será más sencillo evitar estos problemas y el peligro que pueden conllevar.


Cuidado con el tipo de neumáticos

Si vas a cambiar el neumático a tu vehículo, vigila siempre la calidad de los mismos. Las ruedas de menor calidad ofrecen una adherencia por lo general menor, y es más fácil entrar en aquaplaning en estos casos. Para evitarlo, lo más recomendable es optar por neumáticos más anchos y rígidos, puesto que estas características lo que hacen es dificultar la evacuación de agua y, por tanto, que se dé el aquaplaning.


Iluminación correcta para evitar el aquaplaning

Los días de lluvia la visibilidad disminuye de manera notable. Más allá de que ocurra el efecto conocido como aquaplaning, para mantener la seguridad es especialmente importante que el coche esté iluminado de manera correcta. Si a esto se suma dejar una mayor distancia de seguridad para poder reaccionar y saber cómo actuar ante una situación de aquaplaning, la conducción será mucho más segura.


Obtén un coche de calidad y ve seguro al volante de la mano de OK Mobility. Entra y echa un vistazo a todas las opciones que ponemos a tu disposición.

Descubre más artículos +
Compartir esta
publicación