Cómo preparar tu coche para el verano

Del mismo modo que es importante pasar la revisión al coche no lo es menos preparar el coche para el verano. En este sentido, tendrás que tener en cuenta estos consejos que te permitirán hacerlo de manera efectiva.

Loading...
Has sido suscrito correctamente a nuestra newsletter
Ha ocurrido un problema suscribiéndote a nuestra newsletter

Quiero suscribirme a okmobility MAG

Del mismo modo que es importante pasar la revisión al coche no lo es menos preparar el coche para el verano. En este sentido, tendrás que tener en cuenta estos consejos que te permitirán hacerlo de manera efectiva.

Preparar el coche para el verano: aspectos a tener en cuenta

En verano es, probablemente, el momento del año en el que se hacen viajes más largos y es importante que el coche esté en perfecto estado y ofrezca total comodidad. Preparar tu coche para el verano pasa por tener presente estos aspectos.

Comprobar que el aire acondicionado funcione correctamente

Es fundamental que compruebes si el aire acondicionado funciona correctamente. Por lo general, se suele apagar hacia septiembre u octubre y ya no se enciende hasta el siguiente verano. Comprobar que todo funciona es crucial para no pasar calor y estar más incómodo. En ocasiones la carga de aire se descarga y deja de funcionar. Ponlo a funcionar durante un rato para ver si la intensidad y, en definitiva, su funcionamiento, es el habitual.

Revisa los líquidos refrigerantes

Otro de los aspectos a revisar es el líquido refrigerante, así como el funcionamiento de los sistemas de refrigeración. Si no tiene los niveles correctos el coche se podrá dañar. Tendrás que ver que tanto el radiador como los manguitos van a la perfección. Si hay una fuga perderás líquido refrigerante y ello podrá derivar en recalentamiento del motor, algo que podría provocar averías mayores.

Usar parasol

Un gesto tan sencillo como emplear un parasol en la luna delantera del coche cuando se estaciona evitará que el vehículo se recaliente. Tanto es así que puede llegar a evitar una subida de la temperatura de hasta 10 ºC. Esto hará que la vuelta al coche sea más llevadera cuando el calor aprieta.

Comprobar la presión de los neumáticos

Hacer una revisión de la presión de los neumáticos antes de realizar un viaje largo es fundamental para garantizar la seguridad. Si las ruedas cuentan con una presión menor de la que está recomendada por el fabricante, se consumirá mayor combustible y podrá haber problemas serios con el neumático. Si soporta gran carga, podrás aumentar algo la presión, siempre que así lo indique el fabricante, para compensar por otro lado la carga.

Mira el estado de los frenos

Como decimos, en verano se suelen hacer viajes largos y es fundamental que revises antes si los frenos funcionan a la perfección. Resultaría muy peligroso hacer un viaje de estas características si los frenos de tu vehículo no están a pleno rendimiento. Para ello tendrás que ver el estado en el que se encuentran las pastillas de frenos del coche. Ante la más mínima duda, acude a un profesional que pueda hacer las comprobaciones necesarias.

Cuidado con la batería

Es importante que compruebes la carga de la batería del vehículo, así como su antigüedad y el estado. De lo contrario, puedes verte en una situación en la que se tenga que acabar cancelando un viaje, etc. Hacer esta comprobación es vital y apenas te llevará unos minutos.

Espacio para el equipaje

Comprueba si tu vehículo cuenta con el espacio para equipaje que necesitas y si necesitas una zona extra en este sentido. En el caso de que necesites más espacio podrás apostar por incorporar accesorios para coches como pueden ser las bacas, cofres o barras portaequipaje, entre otros.

El seguro

Aunque esta recomendación es útil todo el año recuerda revisar el estado de tu seguro. Debes tener la póliza vigente y al corriente de pagos para que, si tienes algún problema, el seguro te cubra. Esto es importante siempre pero resulta clave, además, si vas a afrontar un viaje largo como los que se suelen hacer en verano. Si no tienes tu seguro activo y al corriente de pagos; no cojas el coche hasta solucionar esto.

Hidratación

En verano, con las altas temperaturas, es fundamental que te hidrates adecuadamente. Sobre todo si vas a hacer un viaje largo será fundamental que dispongas de una botella de agua a mano. Esto evitará caer en cuadros de posible fatiga al volante. 

En esta línea, no hay que olvidar que también es aconsejable hacer cada dos horas paradas para estirar las piernas y descansar un poco. Esto hará que lleves mejor el viaje y estés más atento a la carretera, en definitiva, te garantizará una mayor seguridad.

En Ok Mobility te acercamos las mejores recomendaciones y consejos para preparar tu coche en verano y, en definitiva, para tener tu vehículo siempre a punto.


Descubre más artículos +
Compartir esta
publicación